sábado, 1 de noviembre de 2008

El fracaso de Educación para la ciudadanía

En la Comunidad Valenciana está sucediendo algo muy extraño con la educación de nuestros jóvenes. En este curso que ya está llegando a su ecuador, la nueva y polémica asignatura de Educación para la ciudadanía ha recibido todo tipo de argumentos a favor y en contra. Pero lo que está sucediendo en mi comunidad me indigna hasta límites que rozan el desaire más acongojante.

Creo innecesario hacer un resumen de la situación, pero por si alguien no sabe de lo que estoy hablando, he aquí el desarrollo de los acontecimientos:
1- El Gobierno del PSOE propone que se aplique una nueva asignatura llamada Educación para la ciudadanía.
2- La oposición del PP ve esta asignatura como una intromisión en la conciencia de nuestros jóvenes y además, parece que es una asignatura que choca con algunos preceptos morales pseudocatólicos que ellos consideran básicos para la convivencia (matrimonio homosexual, aborto, etc.).
3- En la Comunidad Valenciana, regida desde años por el PP, se asegura que la asignatura no se dará en las escuelas públicas. Se habla incluso de objeción de conciencia por parte de los profesores o de que sea una asignatura optativa.
4- Desde el Gobierno se recuerda que las competencias de una comunidad autónoma le impiden eliminar una asignatura.

Pues hecha la ley, hecha la trampa. ¿Que no nos dejan eliminar la asignatura? Pues ya nos encargaremos de que los chavales no entiendan un pimiento. La daremos en inglés.

Y así ha sido. Las escuelas han tenido que dar la asignatura en inglés por orden expresa de la Generalitat Valenciana. Es de sobra conocido el escaso nivel que tienen los alumnos españoles en el manejo de la lengua de Shakespeare, fruto de una deficiente educación que viene ya de los tiempos de Jose María Aznar y su ESO, una absoluta copia del "eficiente" sistema educativo estadounidense.

Hace dos días se publicaron las notas de los estudiantes de la Comunidad Valenciana en el primer examen de Educación para la ciudadanía (o "Citizen education", como prefieran). De toda la Comunidad Valenciana, tan sólo han aprobado dos alumnos. Sí, ¿hace gracia verdad? Si le digo que esos dos alumnos son de procedencia británica, la carcajada puede hacer que se le desencaje la mandíbula. Lejos de optar por cambiar la situación, el Conseller de Educació, Font de Mora, ha declarado que esto demuestra la necesidad que había de formar en inglés a nuestros alumnos.

Pero lo que probablemente no le hará tanta gracia es pensar en las repercusiones que va a tener esto para nuestros jóvenes. Con un suspenso como este, aunque ahora puedan pasar de curso sin problemas, la nota media de su expediente va a reducirse notablemente. Esto es un agravio comparativo respecto al resto de estudiantes de España. Los niños valencianos, no van a poder optar a las mejores plazas universitarias por culpa del empecinamiento conservador de una oposición que en esta ocasión, por ir en contra del gobierno, ha ido también en contra de sus propios votantes y conciudadanos.

Señor Font de Mora, Camps y compañía, gracias por convertirnos en los peores estudiantes de España. Gracias por querer crear una sociedad trilingüe cuando todavía no hemos logrado ni siquiera alcanzar un mínimo grado de bilingüismo. Gracias por pretender que nuestros jóvenes sean más europeos, cuando todavía no son capaces de escribir en castellano sin faltas de ortografía. Gracias por superponer el inglés, lengua foránea, al valenciano, lengua que muchos de mis conciudadanos se niegan o son incapaces de hablar (ya no digo de escribir) y a la que en algunos casos desprecian. Gracias por no escuchar las voces de los alumnos, los padres y los profesores que han salido a las calles para manifestarse en contra de este atropello intelectual. Gracias por superponer los intereses arcaicos de la iglesia y la moral cristiana a los intereses de sus ciudadanos. Gracias por hacer oposición, caiga quien caiga y le pese a quien le pese.

Thank you.

2 comentarios:

Alec dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.

Anónimo dijo...

The final are very good, el final es bonisim, el final es vuenisimo